Cómo tener un cuerpo de gimnasio sin ir al gimnasio

cuerpo_gimnasio

Todos, hombres y mujeres, deseamos tener un cuerpo bonito, delgado y tonificado. Habitualmente, para lograr esto, debemos apuntarnos a un gimnasio, donde realicemos circuitos de fitness, clases grupales de aerobic, spinning, o musculación en máquinas o cualquier otra disciplina que nos ayude a lograr nuestro objetivo.

Sin embargo, no siempre podemos ir al gimnasio, bien porque nuestra economía no nos permite un gasto más, porque no encontramos ninguno que se adapte a nuestras necesidades de tiempo o de entrenamiento o porque, simplemente, no nos gusta. Esto no significa tener que renunciar al cuerpo que soñamos, ya que podemos poner en práctica una serie de consejos para tener un cuerpo de gimnasio, sin ir al gimnasio.

Gimnasio en casa

Contra lo que podría parecer, montar un gimnasio no nos resultará demasiado caro. En el mercado podemos encontrar fitballs, mancuernas, bandas elásticas o barras de push-up que nos van a permitir crear nuestra propia rutina para trabajar los grandes grupos musculares y poder lograr así el cuerpo que soñamos.

Entrenamientos

Aunque estemos en casa no podemos entrenar de cualquier manera, sino que deberemos seguir unas pautas para lograr que el entrenamiento sea realmente efectivo. Para ello comenzaremos con un calentamiento, a continuación ejercicio cardiovascular, ejercicios de fuerza, de flexibilidad y la relajación. Esto nos permitirá trabajar los músculos y quemar calorías al igual que haríamos en un gimnasio.

Ejercicios abdominales para corredores

abdomi

Cuando corremos, solemos centrar toda nuestra atención en muscular y fortalecer especialmente las piernas, ya que son ellas las que nos van a permitir realizar los entrenamientos. No debemos, sin embargo, olvidar fortalecer otras partes del cuerpo que nos van a permitir mejorar nuestra postura al correr.

En este caso te presentamos un entrenamiento para los abdominales, que nos ayudará a tener una mejor técnica de carrera, que hará que aumentemos nuestra velocidad, resistencia y eficacia, al tiempo que disminuye el cansancio y la posibilidad de sufrir lesiones, especialmente en la espalda y la cadera.

Diferencias entre densidad e intensidad a la hora de entrenar

Los conceptos de densidad e intensidad se confunden con más frecuencia de lo que podemos llegar a creer. Hasta algunos profesionales del deporte no tienen muy clara la definición y eso lleva a errores bastante importantes, ya que los resultados obtenidos son completamente opuestos.

Teniendo en cuenta la importancia de ambos en el día a día de cualquier persona que acude algimnasio para alcanzar una meta determinada, es vital saber a qué nos estamos refiriendo en cada caso.

Densidad

La densidad es la cantidad de trabajo, el volumen de entrenamiento. Eso significa que podemos decir que un entrenamiento ha sido más denso porque en un espacio de tiempo más reducido hemos sido capaces de hacer el mismo trabajo. También puede ser más denso porque en el mismo espacio de tiempo hemos introducido más trabajo.

Diferencias entre densidad e intensidad a la hora de entrenar
El tiempo de descanso entre series y el número de repeticiones juegan un papel fundamental en ese sentido. Cuanto menos tiempo dejemos pasar entre series, más denso será el entrenamiento. De igual forma, cuantas más repeticiones hagamos en el mismo tiempo más densidad estaremos incorporando.

En entrenamientos de hipertrofia es determinante, pero en ningún caso hay que superar la hora de trabajo porque sería contraproducente.

Intensidad

Es el porcentaje que supone el peso utilizado respecto al máximo que somos capaces de utilizar en una repetición. Es decir, si estamos levantando todo el peso que somos capaces de levantar, estamos trabajando a una intensidad del 100%. Es imposible dar más de sí.

hipertrofia
Hay que tener mucho cuidado a la hora de medir la intensidad. Para nosotros será mejor hacer 10 repeticiones al 75% que 3 repeticiones al 90%. La intensidad se relaciona con entrenamientos de fuerza y fases de intensificación realizadas con altas cargas y largos periodos de descanso. Eso hace que generalmente hablemos de entrenamientos con baja densidad, ya que es casi imposible aunar intensidad y densidad.

fuente: http://saludpasion.com

Anuncios

Publicado el junio 12, 2013 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: