Gemelo Parásito – Casos extraños

parasito
Esta enfermedad es extremadamente rara, pudiendo suceder una vez de cada 50000 nacimientos y con alrededor de 100 casos documentados en todo el mundo. Se caracteriza por la formación de un ser humanoide hospedado en alguna zona del feto que sí ha nacido, y que al principio se muestra como un abombamiento en la zona en la que se situará el feto parásito.
Esta enfermedad está clasificada dentro de la categoría de los casos siameses, es una exageración de estos casos. Normalmente esta rareza sucede por un error genético durante la fecundación del óvulo; esto origina que la segmentación de las células no sea correcta y que los dos gemelos no lleguen a separarse completamente, si no que quedan unidos por alguna zona del cuerpo. Uno de ellos crece sano y sin problemas, mientras que el otro se atrofia en el interior de su hermano y depende completamente de él, por lo que se le llama “gemelo parásito”.
 Todavía no ha sido posible concluir por qué razones no se separan los zigotos como ocurre normalmente, y además existen diversas teorías que discuten si realmente puede considerarse un feto a lo que se encuentra dentro del bebé que nace, el hospedador.
Diagnóstico
Generalmente estos casos se diagnostican los primeros años de vida (el 89% de los casos antes de los 18 meses) o incluso durante el embarazo mediante ecografías, pero como son muy raros también pueden pasar desapercibidos hasta que el feto atrofiado crece. Incluso se han llegado a reportar casos en que esta enfermedad se descubre en adultos, siendo el caso de mayor edad a los 47 años.
Muchas veces, los padres ignoran la gravedad de esta enfermedad, y no intervienen médicamente con los tratamientos quirúrgicos posibles que pueden salvar la vida del bebé nacido.
Casi siempre esta enfermedad se diagnostica como una tumoración no dolorosa llamada teratoma, compuesta de tejidos poco organizados que derivan de las tres capas embrionarias, aunque también se han encontrado teratomas altamente diferenciados que hacen muy difícil la diferenciación de un teratoma con esta enfermedad.
Willis, en 1948, fue el primer médico científico en desarrollar los límites de esta diferenciación de enfermedades, por lo que se considera la enfermedad de fetus in fetus cuando el parásito:
  1. Desarrolle una columna vertebral que demuestre que el parásito ha pasado la gastrulación.
  2. Desarrolle de manera sincrónica los órganos, presentando éstos el mismo grado de maduración.
Sin embargo, en la mayoría de los casos reportados de gemelos parásitos solo se ha podido demostrar la primera condición, y en casi todos los casos la maduración de los órganos no ha sido sincrónica ni todos ellos estaban bien diferenciados.
En la actualidad la mayoría de los autores consideran que fetus in fetus y teratoma no son distintas entidades, si no dos aspectos de la misma patología en diferentes estados de maduración.
Anuncios

Publicado el junio 28, 2013 en Curiosidades, Medicina. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Reblogueó esto en blog todo educacion.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: