Cómo ser una madre sexy con hijos adolescentes

La entrada de los hijos en la adolescencia es un momento complicado para muchas mujeres. Las razones son dos, por un lado, por las propias dificultades de las relaciones con los chicos o las chicas en esa edad y, además, porque ese momento suele coincidir con la llegada de las madres a una edad en la que comienza la menopausia con todos sus cambios y muchas inseguridades.

Para todas aquellas que estén viviendo ese momento, hay buenas noticias. Lo primero que deben saber es que no les ocurre solo a ellas. La sensación de que el mundo se les viene encima, de que no tienen energía suficiente, de que ellas paracen borrarse del mapa y de que su vida se detiene es compartida por mujeres de todo el mundo. Y aún más importante, con un poco de ayuda todo eso puede evitarse. Una puede sentirse pletórica y sexy aún con hijos adolesentes, puede disfrutar de su vida y de su autonomía. Y conseguir eso además tiene mucha importancia, mejorará su vida pero también hará que las relaciones con su hijo o hijos adolescentes sean más fáciles y la vida familiar más placentera.

Para conseguirlo hay que ponerse manos a la obra. Hay que querer hacerlo y estar segura de que se puede, porque se puede.

Consejos para sentirte bien y sexy cuando eres madre de adolescentes

  • Busca seguridad en ti misma. El primer requisito para comenzar a sentirte mejor es aumentar la seguridad en ti misma. No pienses en el pasado, mira hacia el futuro y decide si quieres pasarlo sintiéndote mal o quieres disfrutar de él. Si tu opción es la de disfrutar de tu vida, comienza afianzando tu seguridad en ti misma. Has conseguido llegar hasta aquí, criado a un hijo o unos hijos que están entrando en la adolescencia, solo eso es motivo suficiente como para que te sientas bien. Y además puedes hacer otras cosas para lograrlo.
  • La imperfección es belleza. No intentes ser perfecta. Lo primero, porque es imposible serlo e intentarlo solo te traerá frustración y, lo segundo, porque ser imperfecta es ser humana y mucho más bello. No intentes hacerlo todo bien. No vas a ser la mejor madre, la mejor esposa, la mejor compañera o la mejor en tu trabajo. Intenta ser lo mejor que tú puedas ser en cada momento, eso es lo que te dará alegría y satisfacción. Y si fallas algunas veces, lo que ocurrirá con seguridad, no pasa nada, piensa que quizá la próxima vez saldrá mejor.
  • Dispón de un tiempo para ti. A pesar de los reclamos continuos de la familia, ellos también deben entender que necesitas un tiempo para ti misma. Si te organizas y haces que el resto de la familia se organice seguro que podrás disponer de él. Un tiempo para ti, para disfrutarlo con lo que más te guste: deportes, hobbies, amigos… Una vez que todo comienza a funcionar, verás que el resto de la familia lo asimila bien y lo entiende. Solo hay que dar el paso.
  • Cambiar es positivo. Hay veces que los cambios nos asustan, pero casi siempre, los cambios son positivos. Si crees que tu vida necesita cambios, hazlos.
  • Comparte responsabilidades. No quieras hacerlo todo tú sola. Comparte las responsabilidades de los hijos y la casa. Con tu pareja si la tienes e incluso empieza a compartirlas con tus hijos adolescentes, poco a poco ellos necesitan ir adquiriendo más responsabilidad. Es bueno para ellos porque madurarán y también lo es para toda la familia.
  • Cuidate. No se puede ser sexy si no se está bien y para estar bien hay que cuidarse. Aliméntate bien, duerme lo suficiente y haz ejercicio regularmente. Será bueno para tu cuerpo, estarás más sana y te verás mejor, y además será muy bueno también para tu mente ya que te sentirás más relajada y tendrás más energía.
  • Mímate. Permítete caprichos. Una sesión de spa, un paseo por el campo, una prenda de ropa que te favorezca, lencería que te haga sentir bonita, tiempo para leer un buen libro, para ver una película que te interesa, visitar una exposición o salir una noche a bailar. Como mínimo una vez por semana haz algo con lo que disfrutes.

fuente: http://adolescentes.about.com/

Publicado el abril 21, 2014 en Belleza y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: