Confirman que las personas que se toman “selfies” padecen de un trastorno mental

La moda del “selfie” ha inundado las redes sociales a tal punto que se consideraba, a voz popular, que quienes participaban de esto debían de tener algún trastorno ya que para muchos es extraño ver como otra persona puede admirarse tanto como para no darse cuenta que traspasa los límites entre personal y social.
A esto se le suma la increíble facilidad de algunos por exponerse tanto ante otros, situación que se toma como un signo de inmadurez y que si bien podría ser aceptaba en adolescentes no es bien vista cuando ya son mayores las personas que muestran este comportamiento.
Pero bueno, esta cosa que muchos pensábamos ha sido confirmada por la Asociación Americana de Psiquiatría (APA), durante su reunión anual celebrada en Chicago, donde se presentó un estudio que determina que las personas amantes de tomarse “selfies” sufren de un trastorno denominado “selfitis”.
Para ser más exactos, “selfitis” se define como: “El deseo compulsivo obsesivo para tomar fotos de uno mismo y publicarlos en los medios sociales como una forma de compensar la falta de autoestima y para llenar un vacío en la intimidad”.
Así mismo, la APA indicó que este trastorno en la persona se puede dar en tres niveles:
Selfitis Borderline: tomarse fotos de uno mismo, por lo menos tres veces al día, pero sin llegar a compartirlas en sus redes sociales.
Selfitis Aguda: tomarse fotos de uno mismo, por lo menos tres veces al día, y luego publicarlas en sus redes sociales.
Selfitis Crónica: tomarse fotos de uno mismo “sin control”, más de 6 selfies al día, y compartirlos en sus redes sociales en repetidas ocasiones.
Los miembros de la APA han advertido que no hay cura para este terrible mal, pero que sí existe un tratamiento temporal disponible a través de la terapia Cognitivo-Conductual.
fuente: http://mott.pe/
A esto se le suma

La moda del «selfie postcoital»

Miles de jóvenes se han sumado a la nueva moda de subir a las redes sociales instantáneas después de haber practicado sexo

Los expertos lo tienen claro. El cigarrillo de después del sexo está pasado de moda. Su testigo lo recogen los smartphones y las redes sociales, que según algunos estudios, se han convertido en la actividad favorita de los ciudadanos para el momento postcoital.

Y la cosa no queda ahí. Porque la otra gran tendencia del momento, el selfie, ha llegado para dirigir esto del «post sexo» a unos derroteros bastante estrafalarios. De la combinación de estos dos peligrosos elementos ha nacido el selfie aftersex, una tendencia nada discreta que básicamente consiste enrealizarse una fotografía tras haber mantenido relaciones sexuales e inmediatamente después compartirla en las redes sociales. En estas sugerentes composiciones casi no queda lugar para la imaginación. Poca ropa, una cama y una actitud cariñosa son suficientes señales para los que estupefactos contemplan las «románticas» estampas.

Y en esto de los selfies post sexualesInstagram es el rey. En esta red social, los jóvenes de todo el mundo han conseguido reunir hasta casi 3.000 instantáneas a través de la etiqueta #aftersex; un número muy poco discreto que ha dado paso a la creación del perfil aftersexselfies.

Puro narcisismo

Según recoge El Confidencial, la frecuencia con la que se cuelgan fotos en las redes sociales es proporcional al grado de narcisismo de cada uno. Según el filósofo francés Yves Michaud, no puede entenderse esta egolatría en los parámetros de hace unos años, si no en un contexto en el que la tecnología proporciona muchos espejos en los que mirarse y mostrarse a los demás. «Mostrar la vida sexual es un fenómeno generalizado hoy en día, nadie se siente escandalizado por ello y, a todas luces, revela una personalidad vacía», asegura Michaud.

Dime de lo que presumes y te diré de lo que careces

En una entrevista a El Confidencial la periodista y escritora sueca Carina Bergfeldt otorgaba algunas de las claves para comprender este nuevo fenómeno social que a tantos ha dejado sin palabras. «Cuanto peor sea el momento por el que estamos pasando, más fotos colgaremos sonriendo y figurando que estamos pasándonoslo bien». Las nuevas tendencias conducen a la sociedad al uso de la tecnología como método para henchir sus egos, una directriz que ya tiene unas consecuencias negativas que básicamente se pueden resumir en una menor capacidad emocional, relacional e, incluso, amorosa de los individuos que conforman la sociedad contemporánea. Y es que se da la paradoja de que cuanto más conectados estamos con los demás, más nos alejamos de los que nos rodean para centrarnos en nosotros mismos.

fuente: http://www.lavozdegalicia.es/

Publicado el abril 21, 2014 en Juventud, Salud, Tecnología y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: