¿Me siento ofendida he encontrado a mi marido masturbándose a escondidas que actitud debo tomar?

Es muy frecuente encontrar mujeres que se molestan, se enojan y hasta se ofenden cuando se dan cuenta que su pareja se masturba en la intimidad o a escondidas.

Está quizás asociado al mito que un hombre casado, como tiene relaciones sexuales “no debe masturbarse”
Pero analicemos un poco que es lo que hay detrás de ello.

Por parte de la mujer, una asociación con el hecho de que quizás ya no me quiera, o no soy suficientemente buena en la cama, o no soy capaz ya de despertar su deseo sexual, afloran sentimientos de inseguridad, los cuales se ven agravados cuando la actividad sexual de pareja es poca o casi nula.

Haber descubierto que su pareja se masturba les produce sorpresa, insatisfacción y frustración, pues la mujer entiende que el prefiere masturbarse y estar solo, que tener relaciones sexuales y estar con ella, en ocasiones es casi como si se sintieran traicionadas equiparándolo muchas veces a una infidelidad.

Lo cual es agravado, si el hecho está acompañado de ver pornografía, no importa el medio que se utilice para hacerlo.

La mujer se siente desplazada, como si es como si el prefiriera todas estas mujeres que despiertan su interés y ella entonces ya no es objeto de su despertar sexual.

En muchos casos ella se siente ofendida, traicionada y esto es solo un motivo para un pleito de pareja, donde incluso se exige al hombre que no lo vuelva a hacer, e incluso el se ve obligado a pedir disculpas por lo que hizo, y a prometer no volverlo a hacer
Es importante entender que la realidad está lejos de todo esto,
la masturbación no es otra cosa que la cantidad de sensaciones placenteras y agradables que produce la estimulación propia del órgano sexual.

La masturbación ocurre tanto en hombres como en mujeres, no importa que estén solteros o casados, aunque si es de esperar una disminución en la masturbación cuando se casan, ella no desaparece por completo, por que las sensaciones que obtienen los hombres tanto como las mujeres cuando se masturban solos es completamente diferente a la sensación que se obtiene cuando se lleva a cabo cualquier relación sexual, bien sea anal oral o vaginal

Aunque inicialmente el término de la masturbación se conocía cuando la persona misma estimulaba sus órganos sexuales, hoy en día se habla de masturbación también cuando es la pareja la que estimula los órganos genitales de su compañero, bien sea que se efectúe de uno de los miembros de la pareja hacia el otro, o por que cada quien masturbe a su pareja, mientras es masturbado por el otro.

En ambos casos el tipo de sensaciones que se sienten es completamente diferente a cuando la estimulación es propia.

En la mayoría de los casos también la mujer casada se masturba a sí misma, independientemente de lo satisfactorias o no que puedan resultar las relaciones sexuales o la masturbación que es ejercida por la pareja, por que de igual manera que en el hombre, las sensaciones, los puntos y la forma como ella se acaricia es completamente diferente a cuando lo hace su pareja.

Los efectos son placenteros y agradables, se presentan indistintamente en hombres y mujeres, sin importar su estatus de “casado” por lo cual hablar de que el hombre casado no se masturba es solo un mito, que lejos tiene que ver con la realidad.

Contrariamente al caso anterior encontramos los que para la pareja es sumamente excitante, y agradable ver o encontrar el compañero excitándose, y entrar en su juego y llegar hasta donde la fantasía nos lleve y nos permita.

La mentalidad con que enfrentemos este tipo de cosas, debe ser abierta y de entendimiento.

Esta en nuestras manos decidir si deseamos o no compartir estos momentos con ellos o no, pero en todo caso indignarnos y ofendernos no nos llevará a ninguna parte, por que de hecho.

Debemos comprender que ocurre simplemente por que es agradable, por que es un comportamiento natural, placentero y normal.

Y en cuanto a la pornografía, de hecho hay parejas que disfrutan de ver este tipo de películas juntos solo corresponde a una fantasía por parte de uno de los miembros de la pareja

Es importante tener en cuenta que las fantasías, fantasías son, si es bien cierto que a veces reavivan la relación y son gratificantes, y pueden aportar mucho en torno a la relación, lo importante es que después de realizarlas te sientas bien contigo mismo con tu pareja, y se puedan como quien dice mirar nuevamente las caras sin sentir vergüenza.

fuente: http://www.atraigaelexito.com/

Publicado el mayo 8, 2014 en Amor, Parejas, Sexualidad. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: