Archivo del sitio

Como se celebra la Navidad en diferentes paises

Euskadi 

En Euskadi es el Olentzero, que hace lo mismo que Papa Noel en la noche del 24 de diciembre. Los niños escriben sus cartas al Olentzero pidiéndole regalos y los regalos aparecen en casa en la mañana de Navidad. Es costumbre que grupos de vecinos paseen un muñeco caracterizado de Olentzero (con la cara manchada de carbón, ropa tradicional, boina, pipa, un saco con regalos, con vestimenta típica vasca) por las calles en nochebuena, cantando y pidiendo dinero para algún colectivo humanitario, social o para sus propias actividades de ocio. Como despedida a este personaje, en eventos especiales es común incinerar al muñeco al finalizar, bien en la misma tarde-noche de nochebuena, bien después de las navidades. La imagen del Olentzero es un elemento característico y frecuente en la decoración navideña de establecimientos y mobiliario urbano en Euskadi.

Argentina

Se hacen reuniones entre familiares y amigos en la noche del 24, se cena y a las doce de la noche se tiran cohetes y fuegos artificiales y se va al árbol (adornado con bolas, cintas, muñecos de papá Noel y un pesebre) a abrir los regalos, que por lo general para los chicos son juguetes y para los adultos son variados. Para los adultos se elige algo que sabe que le va a gustar y entre las mujeres se regalan ropa interior rosada para estrenar en año nuevo porque dicen que es de buena suerte. Durante todos los fines de semana de diciembre se realizan despedidas entre amigos y/o compañeros de trabajo en alguna casa o restaurante. En la madrugada del 25 y del 31 los boliches bailables abren todos y se llenan a eso de las tres de la madrugada. Generalmente la comida se prepara a la canasta, o sea que cada integrante de la familia lleva algo, o se juntan todas las mujeres de la familia y cocinan. En casi todos los casos se come asado o pollo al horno, con ensaladas, de postre ensaladas de frutas y helados. El cerdo también tiene su lugar en la mesa. A la medianoche, sidra bien fría y turrones, nueces, avellanas, pan dulce, tortas de arroz (como un cereal crocante, en forma de tortas chatitas), y cosas parecidas. Además, como hay muchos inmigrantes europeos, quedan muchas tradiciones europeas, como las nueces, los turrones, el pan dulce.

Italia

La última noche del año, “Notte di Capodanno“, es típico comerse un plato de lentejas antes de salir a la habitual fiesta en alguna de las discotecas del lugar. A las mujeres se las regala esta noche lencería de color rojo para que tengan suerte el año siguiente. En Roma y Nápoles, al llegar las doce de la noche, tiran los trastos viejos para comenzar el nuevo año con buen pie.

Reino Unido


Las navidades allí sin el tradicional muérdago no serían lo mismo. Protege contra los demonios y trae la suerte a los hogares. La Navidad en Gran Bretaña no sería lo mismo sin los “crackers“, petardos que estallan al partirse en dos. Éstos, contienen un gorrito, un regalo sorpresa y un chiste.

Francia


Las navidades comienzan el 6 de diciembre con la llegada de San Nicolás, que trae regalos a los niños, aunque el ambiente navideño se puede respirar desde el 25 de noviembre, día de “Sainte Catherine”. Está muy extendido el calendario de Adviento y cada día que pasa hay que abrir una de sus ventanas.

Irlanda
La gran mayoría de los irlandeses son católicos, por eso las tradiciones navideñas del país están muy influidas por esta confesión. Una de las tradiciones más singulares de la decoración navideña en Irlanda son las velas. Se coloca una gran vela blanca en la entrada de la casa o en alguna ventana. Esta vela la enciende el más pequeño de la casa el día de Nochebuena, un símbolo para dar la bienvenida a la Sagrada Familia y sólo podrá ser apagada por una niña o una mujer llamada María.

Bélgica

belga
Tienen por costumbre salir a patinar el día de Navidad después de la típica comida familiar. La familia al completo se pone los patines y se deslizan por los ríos helados. San Nicolás visita el 4 de diciembre a los niños de la ciudad para comprobar que han sido buenos y dos días más tarde regresa para dejar regalos y caramelos a los que se han portado bien y una ramita en el zapato a los más traviesos.

Polonia

polonia

El Belén tradicional incluye títeres, algo único en el mundo. En el pesebre hay un pequeño escenario teatral para las marionetas. Se suelen representar clásicos episodios del nacimiento de Cristo e historias satíricas y costumbristas. En Nochebuena toda la familia se reúne para cenar y como es tradicional, en todas las mesas se coloca un cubierto más de lo normal y una hoja de oblea que los comensales parten como símbolo de reconciliación.

Suiza


Debido a los excesos de alcohol que se cometen en Suiza durante las celebraciones navideñas, ha aparecido una asociación que se hace llamar “Nariz Roja“. Éstos, vigilan a los conductores que parecen estar algo bebidos y se ofrecen a llevarlos en su coche hasta su casa. El 6 de diciembre es el día de San Nicolás quien le acompaña su ayudante Schmuzli, que en alemán quiere decir “el que ríe por dentro”. Los dos visitan a todos los niños y comprueban en su cuaderno que se han portado bien. Si es así, les dan unas bolsitas con dátiles, nueces, mandarinas, higos y chocolate.

Australia


En países del otro hemisferio como Australia la Navidad tiene la peculiaridad de que se celebra durante su verano, por lo que el clásico ambiente navideño de nieve y frío al que estamos acostumbrados, allí se transforma en playas y Santa Claus veraniegos.

Rusia

La tradición de Babushka es propia de Rusia, según la leyenda se trata de una figura navideña que reparte regalos entre los niños buenos ya que declinó ir a ver a Jesús con el resto de sabios debido al frío.

Alemania


El día de después de la cena de Nochebuena, los niños esperan con impaciencia los regalos. Cuando suena una campanilla (que está colocada detrás de la puerta del salón), los niños salen corriendo porque saben que debajo del árbol se encuentran sus regalos, pero no podrán abrirlos hasta que no canten el tradicional villancico de Noche de Paz “Stille Nacht, heilige Nacht“.

Israel


La tradición judía evidentemente no celebra la navidad, pero durante el mes de diciembre coincidiendo con las fechas navideñas tienen la celebración del “Jánuka”, una festividad judía en la que los niños reciben regalos por parte de la familia. Esta festividad evidentemente sólo tiene lugar en el ámbito familiar y privado o en el caso de que se trate de escuelas religiosas judías.

Letonia


Un regalo, un poema“, este es el lema navideño en Letonia. La costumbre letona dice que en la Nochebuena justo después de la cena, hay que buscar junto al árbol los regalos de Navidad, pero nadie podrá coger el suyo sin antes recitar un pequeño poema. Otra costumbre es reunir troncos de madera y encender con ellos hogueras en fin de año con la intención de acabar con todos los infortunios y problemas antes del nuevo año.

Irlanda


La gran mayoría de los irlandeses son católicos, por eso las tradiciones navideñas del país están muy influidas por esta confesión. Una de las tradiciones más singulares de la decoración navideña en Irlanda son las velas. Se coloca una gran vela blanca en la entrada de la casa o en alguna ventana. Esta vela la enciende el más pequeño de la casa el día de Nochebuena, un símbolo para dar la bienvenida a la Sagrada Familia y sólo podrá ser apagada por una niña o una mujer llamada María.

fuente: http://aloxieusko.wordpress.com

Adaptación fotográfica: PGI Comunicaciones / fuente fotográfica: internet

Mercados navideños que huelen a magia

 

Para niños y también para grandes, te invitamos a hacer un recorrido fotográfico por algunos de los mercadillos de adviento con más encanto de Europa. Abrígate y empieza a imaginar que eres la protagonista de este mágico cuento de Navidad.

a_Viena_40106

El Ayuntamiento de Viena es el marco más perfecto para el encantador mercado navideño que se sitúa a su pies.
a_Plaza-Mayor-Paolo-Giocoso

El mercadillo navideño de la Plaza Mayor de Madrid es un referente para adquirir todo tipo de figuras para el belén/ Paolo Giocoso.

a_Plaza-Vieja-Praga

Mercado de Navidad de la plaza de la Ciudad Vieja de Praga.

a_stw2567

Cada año, el pueblo de Einsiedeln, en el cantón de Schwyz, se viste de fiesta durante la época de Navidad. Su mercado navideño, considerado el mayor de la región central de Suiza, se monta en la plaza frente al monasterio benedictino.

a_tic2933

Los puestos del mercado navideño de la ciudad suiza de Lugano, en el cantón del Tesino, son un reclamo para estas fiestas de Navidad.
a_brujas

Brujas es el paraíso de la Navidad, donde la luz y el color se disfrutan con mucho gusto.

a_bsl1320

En el mercado navideño de Basilea, la tercera ciudad de Suiza, unos 130 puestos de comerciantes y artesanos, venidos de todo el país y de la región de Basilea, ofrecen allí lo mejor de su saber hacer tradicional.

a_Mercadillo-Promocion-Madr

Junto a la Plaza Mayor de Madrid se puede encontrar un mercado tradicional de artículos de broma y disfraces, especialmente para Nochevieja.
a_06_TOE031216_02

Mercadillo navideño de Brujas, donde podéis encontrar todo tipo de adornos navideños, regalos, dulces, árboles… y hasta una pista de patinaje / Stad Brugge.

a_933_1600

Las preciosas casetas de madera del mercadillo navideño de Stuttgart, la extraordinaria ornamentación lumínica, el aroma a castañas asadas, a salchichas a la parrilla y al típico vino caliente, y los conciertos de Adviento, que tienen lugar cada día en el Palacio Antiguo y en la escalinata del Ayuntamiento, forman un romántico decorado navideño.

a_935_1600

No se puede decir que haya un solo mercado de navidad en Munich, ya que casi cada barrio tiene el suyo propio, pero el más extenso es el que se monta en la plaza del Ayuntamiento.

a_2009_copy_Eric_Dan

Los mercadillosde Bélgica son el mejor lugar para comprar regalos de Navidad y vivir la esencia de estas fechas en un lugar inigualable / Eric Dan.

a_2009_copy_Eric_DanB

La espectacular decoración navideña de Bruselas es aún más sorprendente cuando se ven las fachadas de estilo barroco de las casas de alrededor, así como del Ayuntamiento, con una impresionante iluminación.

a_2504_1600

El singular casco antiguo de la ciudad alemana de Erfurt brinda un escenario ideal para disfrutar del espíritu navideño en su mercadillo, instalado frente a la catedral y la iglesia de St. Severus.

a_2525_1600

La histórica Plaza del Mercado de la ciudad alemana de Ludwigsburg, con sus dos iglesias barrocas, es el marco perfecto para su precioso mercado navideño, con más encanto aún todo nevado.

a_20040165

El mercado navideño de Colmar, en Alsacia, es uno de los mercados más auténticos de esta región francesa y se monta en su casco histórico, adornado e iluminado como un cuento de hadas / Atout France-Jean François Tripelon-Jarry.

a_20097484

París es una de las ciudades más magnéticas de Europa para pasar las fiestas de Navidad. Entre sus encantadores mercadillos navideños, sobresale como uno de los más grandes el de la Esplanade de la Défense /Atout France-Fabian Charaffi.