Archivo de la categoría: Juventud

Confirman que las personas que se toman “selfies” padecen de un trastorno mental

La moda del “selfie” ha inundado las redes sociales a tal punto que se consideraba, a voz popular, que quienes participaban de esto debían de tener algún trastorno ya que para muchos es extraño ver como otra persona puede admirarse tanto como para no darse cuenta que traspasa los límites entre personal y social.
A esto se le suma la increíble facilidad de algunos por exponerse tanto ante otros, situación que se toma como un signo de inmadurez y que si bien podría ser aceptaba en adolescentes no es bien vista cuando ya son mayores las personas que muestran este comportamiento.
Pero bueno, esta cosa que muchos pensábamos ha sido confirmada por la Asociación Americana de Psiquiatría (APA), durante su reunión anual celebrada en Chicago, donde se presentó un estudio que determina que las personas amantes de tomarse “selfies” sufren de un trastorno denominado “selfitis”.
Para ser más exactos, “selfitis” se define como: “El deseo compulsivo obsesivo para tomar fotos de uno mismo y publicarlos en los medios sociales como una forma de compensar la falta de autoestima y para llenar un vacío en la intimidad”.
Así mismo, la APA indicó que este trastorno en la persona se puede dar en tres niveles:
Selfitis Borderline: tomarse fotos de uno mismo, por lo menos tres veces al día, pero sin llegar a compartirlas en sus redes sociales.
Selfitis Aguda: tomarse fotos de uno mismo, por lo menos tres veces al día, y luego publicarlas en sus redes sociales.
Selfitis Crónica: tomarse fotos de uno mismo “sin control”, más de 6 selfies al día, y compartirlos en sus redes sociales en repetidas ocasiones.
Los miembros de la APA han advertido que no hay cura para este terrible mal, pero que sí existe un tratamiento temporal disponible a través de la terapia Cognitivo-Conductual.
fuente: http://mott.pe/
A esto se le suma

La moda del «selfie postcoital»

Miles de jóvenes se han sumado a la nueva moda de subir a las redes sociales instantáneas después de haber practicado sexo

Los expertos lo tienen claro. El cigarrillo de después del sexo está pasado de moda. Su testigo lo recogen los smartphones y las redes sociales, que según algunos estudios, se han convertido en la actividad favorita de los ciudadanos para el momento postcoital.

Y la cosa no queda ahí. Porque la otra gran tendencia del momento, el selfie, ha llegado para dirigir esto del «post sexo» a unos derroteros bastante estrafalarios. De la combinación de estos dos peligrosos elementos ha nacido el selfie aftersex, una tendencia nada discreta que básicamente consiste enrealizarse una fotografía tras haber mantenido relaciones sexuales e inmediatamente después compartirla en las redes sociales. En estas sugerentes composiciones casi no queda lugar para la imaginación. Poca ropa, una cama y una actitud cariñosa son suficientes señales para los que estupefactos contemplan las «románticas» estampas.

Y en esto de los selfies post sexualesInstagram es el rey. En esta red social, los jóvenes de todo el mundo han conseguido reunir hasta casi 3.000 instantáneas a través de la etiqueta #aftersex; un número muy poco discreto que ha dado paso a la creación del perfil aftersexselfies.

Puro narcisismo

Según recoge El Confidencial, la frecuencia con la que se cuelgan fotos en las redes sociales es proporcional al grado de narcisismo de cada uno. Según el filósofo francés Yves Michaud, no puede entenderse esta egolatría en los parámetros de hace unos años, si no en un contexto en el que la tecnología proporciona muchos espejos en los que mirarse y mostrarse a los demás. «Mostrar la vida sexual es un fenómeno generalizado hoy en día, nadie se siente escandalizado por ello y, a todas luces, revela una personalidad vacía», asegura Michaud.

Dime de lo que presumes y te diré de lo que careces

En una entrevista a El Confidencial la periodista y escritora sueca Carina Bergfeldt otorgaba algunas de las claves para comprender este nuevo fenómeno social que a tantos ha dejado sin palabras. «Cuanto peor sea el momento por el que estamos pasando, más fotos colgaremos sonriendo y figurando que estamos pasándonoslo bien». Las nuevas tendencias conducen a la sociedad al uso de la tecnología como método para henchir sus egos, una directriz que ya tiene unas consecuencias negativas que básicamente se pueden resumir en una menor capacidad emocional, relacional e, incluso, amorosa de los individuos que conforman la sociedad contemporánea. Y es que se da la paradoja de que cuanto más conectados estamos con los demás, más nos alejamos de los que nos rodean para centrarnos en nosotros mismos.

fuente: http://www.lavozdegalicia.es/

Anuncios

La heroína – entre lo malo, LO PEOR – DROGA LETAL

La heroína es un derivado de la morfina, una droga semisintética, originada a partir de la adormidera, de la que se extrae el opio. El componente activo responsable de los efectos de esta droga es la diacetilmorfina (3,6 – diacetil).

Se trata de una sustancia sintetizada por primera vez a finales del siglo XIX y principios del XX que surgió inicialmente para su uso como medicamento, que sin embargo, actualmente su uso se encuentra altamente restringido en la mayoría de los países por tratarse de una droga de abuso.

En la actualidad, la mayoría de los individuos adictos a los opiodes consumen heroína, la cual está relacionada con un efecto narcótico pronunciado, se clasifica dentro de las drogas depresoras del sistema nervioso central, se caracteriza por producir una dependencia psicológica y física intensa a un ritmo muy acelerado siendo considerada actualmente una de las drogas más adictivas.2

La heroína, generalmente, se vende en forma de polvo blanco o marrón. En España se conoce popularmente bajo las denominaciones de “caballo”, “potro”, “jaco”, “reina”, “dama blanca”, “chiva” o “tachones”.
Se conoce a la heroína como una droga, que puede clasificar dentro de las drogas duras, caracterizándose por producir una alta tasa de dependencia (psicológica y física), además produce un fuerte síndrome de abstinencia, generando un problema sanitario grave que dificulta el tratamiento en caso de adicción, es por eso que se utilizan drogas sustitutivas, para evitar los síntomas de la abstinencia a la droga. Sin embargo el tratamiento de la heroína aún con métodos sustitutivos puede ser muy complicado debido a la fuerte dependencia psicológica que genera.

La heroína, debido a su solubilidad en disolventes orgánicos y agua puede penetrar a través de las membranas mucosas del cuerpo. Puede ser inyectada en el cuerpo de varias maneras: a través de la mucosa nasofaríngea, el estómago, el intestino, el recto, vagina, puede fumarse, inhalarse e ingerirse por vía oral. Desde el comienzo del siglo XX hasta la actualidad, el método más común de usarla era por vía intravenosa (inyección), ya que el consumo por vía intravenosa permite un efecto rápido e intenso, además al necesitarse cantidades muy bajas el consumo por vía intravenosa suele convertirse en un método económico mediante el que los individuos adictos a esta droga pueden reducir la dosis y el costo de manera significativa. Para la administración a través de las membranas mucosas se requiere un especial refinado de heroína, que es caro y requiere un poco más de materiales.
Uno de los factores principales que llevan a una variedad de complicaciones graves, es el efecto narcótico de la heroína. Las complicaciones surgen cuando se toma la heroína como una droga que puede dividirse en varias tomas diarias causando alteraciones fisiológicas por la acción de el diacetilmorfina en el cuerpo humano y debido a las impurezas del producto. Para los individuos con adicción a esta droga la más común y peligrosa complicación es una sobredosis. Según varios informes, el 50-60% de los consumidores de opiáceos al menos una vez sufrieron una sobredosis. También se puede desarrollar psicosis y estados epilépticos.

Además, al tomar la heroína, hay consecuencias a largo plazo que se manifiestan en una variedad de trastornos de la microcirculación, enfermedad en el hígado, y en los componentes que actúan durante la depresión del sistema nervioso central.  Además de los efectos tóxicos directos de heroína en el cuerpo, su consumo puede afectar seriamente la salud debido a una variedad de impurezas contenidas en el producto, debido a la falta de agentes de limpieza o productos intencionalmente añadidos de reventa para obtener mayores beneficios mediante de mezclas con una disminución de su cantidad de narcóticos para así obtener más beneficios de la venta. También el mismo diacetilmorfina y las impurezas contenidas en la administración de la droga pueden desarrollar una reacción alérgica marcada por angioedema y anafilaxia, aunque estos efectos secundarios no ocurren con demasiada frecuencia, pero podría representar un grave peligro para la vida del paciente en el caso de producirse.

Cuando las inyecciones intravenosas son a menudo desarrolladas se genera flebitis, y la endocarditis con afectación de la válvula tricúspide del corazón. Si se usa jeringas o contenedores para solución o para la administración intravenosa, se corre el riesgo de desarrollar diversas infecciones como el VIH o la hepatitis.

NO TE DESTRUYAS.

NO TE QUITES LAS OPORTUNIDADES.

DILE NO A LAS DROGAS.

fuente: internet